Portada » ¿Qué tipos de soluciones residenciales hay para personas mayores?

¿Qué tipos de soluciones residenciales hay para personas mayores?

Por Redacción

      • Residencia de mayores: Una residencia de mayores es un lugar diseñado específicamente para proporcionar alojamiento, cuidado y atención a personas mayores que no pueden vivir de forma independiente en sus hogares. Por lo tanto, los beneficios de una residencia de mayores incluyen: la atención médica, el apoyo emocional, la seguridad y la comodidad. Así mismo, también la oportunidad de socializar y participar en actividades recreativas y terapéuticas.

      • Acogimiento familiar: Una persona o familia ofrece acogida en su casa a una persona mayor o a una pareja de personas mayores. Estas a cambio ofrecen una contraprestación económica. A su vez, la familia se encarga de prestar todas las atenciones y cuidados necesarios. Esto incluye: limpieza, alimentación, planes de ocio, medicinas y cariño y todo ello, en un ambiente familiar. Así pues, los beneficios del acogimiento familiar para ancianos incluyen una mayor atención personalizada, la sensación de vivir en un hogar familiar, la posibilidad de desarrollar relaciones interpersonales significativas y una mayor integración en la comunidad local.

      • Vivienda tutelada: La persona mayor tiene su propia vivienda lo que le exige llevar a cabo tareas del hogar y al hacerlo en un entorno comunitario, relacionarse con otros. Además, recibe apoyo y servicios útiles. Por consiguiente, los beneficios de una vivienda tutelada para ancianos incluyen la autonomía personal, la privacidad, la seguridad, la asistencia en la vida diaria y la oportunidad de socializar y participar en actividades recreativas.

      • Hogar asistido: La persona mayor y/o sus responsables buscan profesionales capacitados para prestar al mayor aquellos servicios en los que necesita apoyo. Estos varían en función del tipo de dependencia que tenga la persona. Pueden consistir en preparar comidas, limpiar y dar apoyo en la realización de gestiones con bancos, la administración, etc. O ir más allá, y consistir en asistir al mayor en todas sus necesidades de higiene, alimentación, vestido, ocio y gestiones. Los beneficios de un hogar asistido para ancianos incluyen la asistencia personalizada, la seguridad, la privacidad, la comodidad y la oportunidad de socializar y participar en actividades recreativas y terapéuticas.

    Sin embargo, la mayoría de las personas prefieren vivir en su casa de toda la vida. Por ello, la asistencia a domicilio se presenta como la mejor solución para ellas. 

    La persona mayor es atendida a domicilio por un profesional que puede realizar tareas de limpieza, ayuda con la comida, el aseo personal, y otras tareas del hogar.

    En algunas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos existen ayudas y programas públicos dirigidos a facilitar que las personas mayores puedan quedarse en su casa y recibir este tipo de asistencia a domicilio. 

    Desde Maturalmente, queremos ayudarte a que tu mayor tenga todas las posibilidades para sentirse como en casa. Explora nuestra web o contáctanos en hola@maturalmente.com. Seguro que podemos ayudarte.  

     

    Related Articles

    Deja tu comentario