Para evaluar el estado real de tu salud y tomar medidas a tiempo

Para evaluar el estado real de tu salud y tomar medidas a tiempo

Comparte este contenido:

Los españoles tenemos claro que la salud es lo más importante y también que más vale prevenir que curar, es decir que entendemos que para tener una buena salud cuando seamos mayores, tenemos que comenzar a cuidarla cuando aún somos jóvenes y estamos bien. La detección precoz del desarrollo cognitivo y funcional permite ralentizar los síntomas y consecuencias de muchas enfermedades e incluso evitar que se desarrollen. 

El diagnóstico preventivo es la mejor herramienta para comprender cómo estamos estamos de salud. Hoy existen varios tipos de tratamientos médicos y pruebas que pueden proporcionarnos información sobre nuestra salud y envejecimiento, y permitirnos entender mejor el estado de salud desde una edad temprana y ayudarnos a planificar estrategias para mantener una buena salud en el futuro. Algunas de estas herramientas incluyen:

  1. Las pruebas de ADN y Genómica Personal: Las pruebas genéticas pueden proporcionar información sobre el riesgo genético de desarrollar ciertas enfermedades. Este tipo de pruebas analizan variantes genéticas asociadas con condiciones específicas y permiten que nos diseñen recomendaciones de estilo de vida y seguimiento médico.
  2. Los perfiles Metabólicos: Los análisis metabólicos evalúan nuestros biomarcadores en la sangre relacionados con la función metabólica. Este tipo de prueba puede incluir niveles de glucosa, lípidos, y otros indicadores que ofrecen información sobre el riesgo de enfermedades como la diabetes y enfermedades cardíacas.
  3. La medición de nuestros telómeros: Los telómeros son estructuras protectoras en los extremos de los cromosomas que se acortan con el envejecimiento celular y medir su longitud permite obtener información sobre el proceso de envejecimiento celular.
  4. Evaluación de la Inflamación: La inflamación crónica está relacionada con diversas enfermedades, por ello, las pruebas que miden marcadores de inflamación, como la proteína C reactiva (PCR), permiten medir el riesgo ante enfermedades inflamatorias.
  5. La evaluación de la Composición Corporal: A través de técnicas avanzadas, como la absorciometría de rayos X de doble energía (DEXA) o la resonancia magnética, es posible obtener información detallada sobre la composición de nuestro cuerpo, incluyendo la cantidad de grasa y masa muscular.
  6. Las pruebas de Estrés Oxidativo: Estas pruebas miden el nivel de daño oxidativo en las células, que está relacionado con el envejecimiento y diversas enfermedades crónicas.
  7. Estudios de Microbioma: La composición del microbioma intestinal ofrece información sobre la salud gastrointestinal que tiene un gran impacto en el bienestar general.
  8. Las pruebas de esfuerzo o la medición del consumo máximo de oxígeno (VO2 máx.): Permiten medir la capacidad cardio respiratoria y analizar así la salud cardiovascular y la capacidad aeróbica.

Es importante destacar que ninguna de estas pruebas son un predictor absoluto del futuro estado de salud, y la interpretación de sus resultados debe hacerse en consulta con profesionales de la salud. Si quieres saber más sobre este tipo de pruebas contáctanos.

Únete ya a MATURA CLUB, la mayor comunidad de baby boomers decididos a envejecer más sabiamente y disfruta de todas estas ventajas:     

Esta información y estos cursos te pueden ayudar a tomar decisiones más inteligentes para tu vejez

No se encontró ningún curso
No Course Found