Portada » Claves para escoger el mejor hogar para cuando seas mayor

Claves para escoger el mejor hogar para cuando seas mayor

Por Redacción

Ya sabes que la principal razón de existir de Maturalmente es ayudarte a adoptar las mejores decisiones para tu vejez. Y escoger el mejor hogar para cuando seas mayor, no es una tarea fácil, ni una tarea que debe dejarse para cuando ya se es mayor. Las decisiones sobre tu futuro hogar deberías adoptarlas cuando aún tienes fuerza y ganas de analizar las distintas opciones que hay: residencia, hogar asistido, vivir con un familiar, cohousing, etc. 

¿Cuáles son las mejores opciones residenciales para personas seniors?​

Las soluciones residenciales para las personas mayores son muchas y dependen de su estado físico y mental, de las circunstancias de su propia vivienda, de las económicas y familiares. En las próximas líneas vamos a darte algunas pautas a tener en cuenta a la hora de evaluar qué opción es la más adecuada:

  1. La ubicación: Lo ideal para la mayoría de las personas mayores es no experimentar grandes cambios en sus rutinas y poder seguir viviendo en el barrio o cerca del barrio donde han residido habitualmente.
  2. La accesibilidad y el diseño: La residencia debe estar adaptada a las necesidades del mayor en cuanto a diseño y ser accesible.
  3. Tu capacidad adquisitiva: Al escoger el hogar futuro debe tener en cuenta la capacidad financiera de la persona.
  4. Los servicios que ofrece: Es importante identificar las verdaderas necesidades, lo imprescindible y no lo imprescindible y analizar las opciones para identificar la que mejor responde a estas necesidades.  
  5. Los otros residentes: Es importante tener en cuenta que, si la solución escogida exige convivencia, la persona mayor tendrá que adaptarse a socializar y que por tanto cuanto más acordes sean éstas con sus gustos e intereses, más sencillo resultará este proceso. 

Una vez hayas analizado todos estos factores y tengas la respuesta sobre lo que más te encaja, podrás identificar mucho más fácilmente el perfil de tu futuro hogar. Entre las opciones más frecuentes está la de quedarte en tu propio hogar sólo o acompañado de un cuidador o de un inquilino o familiar si tienes habitaciones de sobra;  la de vivir en un cohousing o en un coliving; la de irte a una residencia de ancianos o la de ser acogido por una familia que desee atender las necesidades de una persona mayor. Como ves son muchas y es importante conocerlas para adoptar decisiones informadas e inteligentes para ti.  

Related Articles

Deja tu comentario